Las claves para prevenir los contagios de coronavirus en la vuelta a las aulas.

La vuelta al cole está comenzando. Tras seis meses sin ir a clase, los escolares vuleven a las aulas. Lejos de ser como otros años, este comienzo de curso tan atípico contará con medidas excepcionales para evitar más contagios.

El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado la creación de grupos burbuja para volver de forma segura a las aulas. Estos núcleos de convivencia estarán compuestos por entre 15 y 20 alumnos que sólo se relacionarán entre sí durante el horario escolar. Lo ideal sería también que los padres mantuviesen estos grupos fuera de la escuela, pero es algo bastante complicado.

En Educaljarafe también hemos creado estos "grupos burbuja", sobre todo en el Aula de Estudio donde hay un máximo de 6 alumnos y en las clases particulares con solo 2 alumnos. 

Siempre están los mismos estudiantes en cada grupo y en todo momento con la mascarilla.

El jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría del Hospital Vall d'Hebron, Pere Soler, señala que hay que «pensar en el riesgo de contagio de fuera para adentro (de la escuela) y no al revés».  Pere Soler apela a la responsabilidad de las familias y de la sociedad en general porque «con nuestra actividad diaria tenemos que intentar evitar que el virus entre en la escuela, que es una actividad fundamental para el desarrollo de la sociedad», explica.

Minimizar contactos.

Con el objetivo de conseguir un comienzo del curso seguro, las familias «han de minimizar al máximo las relaciones familiares y los contactos sociales que no sean imprescindibles. Al final, se trata de priorizar lo imprescindible, y la escuela lo es», mantiene este experto en pediatría.

«Tenemos que aprender a convivir con el virus y podremos convivir si somos estrictos con las medidas de seguridad. Les decimos a los niños que se laven las manos cinco veces al día, pues los adultos lo tienen que hacer igual», añade Pere Soler.

En cuanto a las actividades extraescolares, el doctor del Vall d’Hebrón las ve poco viables en estos momentos y sugiere esperar a ver cómo evoluciona la pandemia. «Tendremos que ver cómo se van introduciendo progresivamente estas actividades, deberán ir cogiendo ritmo en función de lo que vayamos viendo en las primeras semanas» de curso.

Si toda la sociedad actúa de forma responsable, será más fácil vencerle la batalla a esta pandemia que ha asolado el mundo entero en sólo unos meses.

NOS ENCONTRAMOS EN