¿Elegimos bien las actividades extraescolares para nuestros hijos?

A la hora de elegir las actividades extraescolares de nuestros hijos, ahora que recién comienza el curso escolar ante todo hay que tener en cuenta la edad del niño/a, segundo los intereses, las aficiones e incluso las necesidades.

Pueden haber actividades estraescolares que en principio parezcan que a nuestro hijo no le van y que si le vayan.

Por poner un ejemplo, a los chicos/as que tienen una dificultad muy grande para fijar la atención, las artes marciales les ayuda porque de repente tienen que estar muy concentrados memorizando una serie de movimientos.

Es conveniente inclusive en algunos casos escuchar a los profesores, ellos nos pueden asesorar teniendo en cuenta que pasan gran parte del día con nuestros hijos. Si nuestro hijo es muy tímido ponerlo en un deporte de equipo o  igual tiene la necesidad de moverse entonces buscar algo dinámico que le permita soltar esa cantidad de energía.

Una pregunta que nos planteamos muchas veces es si debemos preguntarle a nuestro hijo; ¿que actividad quiere hacer?

Según los expertos a los niños si debemos preguntarle, no podemos ir contra ni transmitir a ellos nuestro sueño, igual nosotros siempre quisimos ser bailarina, futbolista, el nuevo Rafa Nadal o cantante de ópera... Eso no puede ser, hay que consensuarlo entre todos y ver lo mas recomendable.

Referente al tiempo que deben dedicar nuestros hijos entre la jornada escolar y las actividades estraescolares, lo que hay que tener claro es que no pueden tener una jornada de trabajo como la de un adulto pluriempleado.

Tienen que tener tiempo para JUGAR, algo que no sea la pantalla a ser posible, jugar en el parque, montar bici, aprovechar el buen clima que tenemos para quedar con un amigo de su calle o edificio para que hablen de sus cosas, compartan experiencias, tiene que tener tiempo para descansar también o ir a casa de los abuelos a darle un beso, tenemos que procurarlo, sabemos que en la teoría es muy fácil y la práctica cuesta pero con una buena organización se puede conseguir.

Después de tantas clases en el colegio/instituto y las actividades extraescolares a la que los hemos apuntado, la pregunta que nos viene es:

¿Los niños tienen ganas de hacer deberes?

 

Es un tema muy interesante el cual trataremos en el siguiente artículo que publicaremos en nuestro Educaljarafe-Blog, pero hay que pensar y tener claro que los deberes son una manera de que un niño vaya adquiriendo hábitos de estudio, porque cuando lleguen al instituto les pediremos que se sienten y estén una hora y media o dos horas diarias estudiando y preparando un examen y esto no se puede hacer de la noche a la mañana.

Hay que empezar antes, pero claro no puede ser un drama, ni el momento de discutir con los hijos, hay que hablar, los profesores también deben tener cordura y explicar el para qué de los deberes.

En Educaljarafe enfocamos los deberes diarios como el mecanismo de estudiar los contenidos explicados cada día en clase. 

NOS ENCONTRAMOS EN