Blog

A menudo los malos resultados académicos no tienen tanto que ver con la capacidad intelectual del estudiante, como con su escasa concentración o su nulo manejo de las técnicas de estudio.

Muchos padres observan con desesperación cómo su hijo puede pasarse horas delante del libro, para luego recibir malas notas en el examen. Este problema, sin embargo, tiene solución.

No se trata de estudiar más, sino de estudiar mejor.

A la hora de elegir las actividades extraescolares de nuestros hijos, ahora que recién comienza el curso escolar ante todo hay que tener en cuenta la edad del niño/a, segundo los intereses, las aficiones e incluso las necesidades.

Pueden haber actividades estraescolares que en principio parezcan que a nuestro hijo no le van y que si le vayan.

Si le preguntamos "¿Qué tal te ha ido hoy en el cole?" Esta pregunta queda zanjada a menudo por los hijos, con un escueto "Bien" y te quedas con ganas de saber algo más.

Desde Educaljarafe te recomendamos a probar con estas técnicas:

1- ¿Has descubierto hoy algo interesante en el colegio?

2- ¿Qué ha sido lo mejor del recreo?

3- Si mañana pudieras ser tú el profesor/a, ¿qué harías?

"Los expertos aconsejan a los padres no hablar mal del profesor delante de los niños y dar al docente su lugar de autoridad".

La familia y la escuela tienen un papel fundamental en la educación de los niños. Por eso debe existir una comunicación ágil y fluida entre ambas partes.

NOS ENCONTRAMOS EN